sábado, 1 de octubre de 2011

Feliz cumpleanos mamá Fridita!

Hola mami !

Una vez más tienes cabida en mis pensamientos y en mis sentimientos, hoy muy cargados de hermosos, inolvidables recuerdos e invadidos por una sincera y profunda gratitud.

Primero que nada quiero que sepas que estás muy presente en nuestros corazones, en nuestro día con día. Nos verás cada día más locos? ó acaso cada vez más maduros y consecuentes con la vida?

Los días pasan, la rutina nos envuelve, conocemos gente, aprendemos un sin fin de cosas y a veces nos caemos -bueno, de eso se trata la vida- pero siempre nos levantamos y procuramos seguir...seguir...seguir...Pero aunque no lo parezca, aunque no lo publique ni lo grite a los cuatro vientos, siempre estás en mi memoria como una persona excepcional que lleno mi infancia de momentos inolvidables.

Bendito sea Dios por conservar hasta hoy mi memoria intacta... Ocurre algo mágico cuando, un día como hoy, cierro los ojos en la calma que me rodea, introduciéndome en una cadena de recuerdos que me erizan la piel de emoción... porque recuerdo todo tan claramente...como si hubiera sido ayer!

Desde muy pequena mi mamá Edith me inculcó el gran amor por ti. Ella siempre te adoró....y a pesar que eras su tía, fueron como hermanas. Nunca pude aprender a quererte de otra manera. Recuerdas?? Siempre algo sumisa cuando era pequena, pero muy confiada en tu carino, me acostumbré a gozar innumerables fines de semana junto a ti, a papá Regne y a mis primos.  

Recuerdo con claridad y me doy de pronto cuenta que tengo dibujada en mi rostro una enorme sonrisa...  "quieres ir al bosque?  entonces pasamos por ti! "   eran las palabras mágicas que escuchaba de pronto muchos fines de semana... Entonces debía librar una gran batalla conmigo misma. Debía tomar mi leche ..toda mi leche sino no iría con ustedes....!!!  Luego sonaba el intercomunicador y me faltaban pies para bajar las gradas  y llegar al auto... diversión asegurada junto a mis primos!

Siempre me incluíste en el seno de tu familia como si fuera tu propia hija, regalándome los recuerdos de los que soy duena hoy, que llenan mi memoria con afecto, con respeto, con nostalgia porque esos momentos nunca jamás volverán. Estuviste junto a mi en mi bautizo, en mi primera comunión, en mi boda, en -casi segura- todos mis 13 de Junio. Estuvimos juntas en tiempos de navidades, de noche vieja, de días de la madre y del padre...en tus cumpleanos....... En otras palabras, estuviste presente en mi vida tan intensamente como sólo una madre lo puede estar de su hija.  No tuve la suerte de gozar del amor de mi padre biológico, pero a cambio Dios me regaló dos mamás y un papá Regnito en quien pude volcar todo mi amor de hija... todo lo que era capaz de dar... y te doy gracias por eso.

Si estuvieras entre nosotros, éste sería un sábado para celebrar en familia, con una comida, con los tíos y primos en casa, algunos buenos amigos...sería genial.... como entonces:
Cenaríamos quizás un delicioso pollo al horno con ensalada rusa...comeríamos al final la torta de chocolate que tanto nos gustaba... te estaríamos cantando todos en coro y muy fuerte: "cumpleanos Fridita...cumpleanos feliz !!!!!!!



Yo habría llegado a tu casa temprano y habría entrado por la puerta de la cocina - como en épocas de antano en las que Tufi ladraba sin parar al sentir la llegada de alguien- encontraría un movimiento gastronómico en la cocina indescriptible.... primero preguntaría donde están  los chicos... luego saldría a saludar a la sala a todos los presentes... que siempre eran muchos quienes venían a darte un abrazo.
Habría subido al segundo piso por las gradas de la sala, buscando a mis primos por todos lados...hasta encontrarlos...entonces yo era feliz y podía empezar la aventura...los chistes, los rajes, las bromas....

Tú siempre tan correcta, tan decente, tan seria pero amable a la vez, estarías en la sala conversando con tus invitados, hablando de todos los temas y riendo satisfecha. De rato en rato irías a la cocina a supervisar todo para la cena. La infaltable torta de chocolate...los abrazos y los besos luego de cantarte el cumpleanos feliz..

Cuánto he gozado en la casa junto a mis primos ....las bromas y carcajadas... cuántos hermosos recuerdos!
Y hoy, a pesar que el tiempo no perdona y que a veces la vida es injusta, a pesar de que no estás ya más entre nosotros desde hace tanto, tu vacío sigue ahi. Hemos aprendido a vivir con él a duras penas, porque no queda otra opción...porque aunque puedo casi tocarte cuando te recuerdo...si abro los ojos no estás...no vas a estar más.

El tiempo no puede retroceder...pero quizás está bien asi...pues el reencuentro será cada vez más pronto.
Desde donde tú estás sientes nuestros corazones, tocas nuestras almas con cada recuerdo.

Sé que tú descansas en paz.

Mamá Fridita, feliz cumpleanos...aunque ya no estés para abrazarte, siempre estarás aquí en mi corazón para quererte y recordarte.

Te quiero y te extrano tanto mami.

1 comentario:

  1. Hermoso homenaje a esta tia mama que la vida te dió, realmente me has emocionado. Besos tía Elsa.

    ResponderEliminar