jueves, 11 de agosto de 2011

Un mundo lleno de amor para ti...

Recuerdo con nostalgia que hace solo un par de días estuvimos aquí desayunando juntas, disfrutando el tiempo juntas en mil lugares distintos y cotorreando hasta bien entrada la noche, dejando tan sólo cinco ó seis horas disponibles para descansar.
Recuerdo también tu carita de felicidad y tus ojos brillosos cada vez que llegas al aeropuerto y es que no podemos disimular la enorme y desbordante felicidad de estar una vez más juntas.
Los días compartidos transcurren demasiado pronto...sin embargo me queda el consuelo de esos cientos de fotos y videos, además de los recuerdos incontables en mi memoria, hermosos.
Hay un dicho muy cierto que dice: nadie escoge a la familia en la que nace. Uno sólo puede escoger a los amigos. Y efectivamente es así.  Y no muchas logran ser amiga de su hermana. A muchas les alcanza ya con ser sólo hermanas. Tanto así que no necesitan, no requieren, no intentan ser amigas. A otras les encantaría aunque nunca lo logren, a otras no les importa. Felizmente yo tengo la suerte de tener en ti a una hermana que al mismo tiempo es una gran amiga, una crítica, una fiel confidente. Suerte de ser merecedora de tu carino, de tu apoyo, suerte de poder discrepar abiertamente, suerte de reir contigo hasta no poder más y de llorar junto a ti si es necesario, sin temor de mostrar ni necesidad de ocultar mis flaquezas  ó debilidades.
Mientras aquí faltan tan sólo cuatro minutos para la media noche; es decir, para tu nuevo cumpleaños, allá seguramente siguiendo el plan de tu rutina de día de semana, estás a punto de salir de la oficina.
Y me digo: qué lindo sería transportarme en dos segundos y poder estar allá contigo en tu día. Qué feliz me sentiría yo al verte lista mañana, radiante y super bella....querría tomarte decenas de fotos antes de que te vayas a ese compromiso tan especial....y que cae " a pelo" precisamente por darse en la noche de tu onomástico.
Todos los momentos mágicos que puedas vivir, vívelos con intensidad. Mereces más que todo eso ...
Aunque no podré abrazarte en el día de tu cumpleaños, te abrazarán mis pensamientos y mis mejores deseos.
Mi lady, mi Poly, mi hermana amada, bonita, buena, mi amiga, mi compinche, mi confidente y mi cómplice:
Feliz feliz feliz feliz feliz feliz cumpleaños!
Que Dios bendiga tu vida y la virgen te cubra con su precioso manto siempre.
Te extraño... te adoro.....te amo!!!!!!!!!!!





2 comentarios:

  1. Que lindo poder ser hemanas y amigas, es el combo completo. Besos tía Elsa.

    ResponderEliminar
  2. Realmente es una maravilla y una bendición! Gracias por leerme.. Un abrazo

    ResponderEliminar